A Gonzalo: In Memoriam

 “¿Exigir fidelidad no sería acaso un grado extremo de la egolatría, del egoísmo y de la vanidad, como la mayoría de las cosas y de los deseo de los seres humanos?”

– Sándor Márai

Primera reflexión para amarlo:

qué tipo de amigo quiero ser

¿entro al juego de no lastimarlo?

hermano, añoro que puedas ver.

Puedo estar contigo en silencio,

callar cuando estás de espaldas,

abrir las puertas de mi recinto,

crear un momento para tu paz.

Tu defecto no es de mi interés,

hoy, busco azuzarte al desvelo,

platícame sin que me apantalles,

conocerte es indecible, un regalo.

Conspiran contra ti, sigo a tu lado,

reservo sacarme alguna palabra,

preparo café y siempre el oído,

después, sólo el abrazo bastará.

 

A andar echo la genuinidad,

con bandera de comprensión,

otorgo valor a la hermandad,

convivo separado de la razón.

Aplaudo y respeto tu tiempo,

no hay derecho de intoxicarte,

criticando a otro compañero,

no soy capaz de envenenarte.

A tu lado, la incondicionalidad,

en verdad, no sentirme solo,

la familia te enseñó la amistad,

y salpicó en todo ser humano.

Es fácil, estratega de la risa,

el asunto de tu buen humor,   

es la manecilla que va de prisa,

que dominas con todo amor.

Por Gustavo Llorente

Foto: Amaya Martínez

Facebook e Instagram: Amaya Martínez Photography   @amayamartinezphotography

Un comentario en “POEMA A LA AMISTAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s