A mis amigos del Parque

“No sudan ni se quejan de su condición, no se desvelan por la noche ni lloran por sus pecados, no me exasperan discutiendo sus deberes para con Dios, ni uno solo está descontento… ni uno solo.” – Walt Whitman

Desdobló sobre su palma un pañuelo de algodón, se sentó en la arena, y ligeramente sobó los cachetes de las olas con sus pies; el anzuelo no había quedado limpio del todo, por eso le daba una pasada. El bote estaba a corta distancia de él amarrado a un tronco. Siguió alistando el equipo, acomodó la red sobre la borda, cortó varios trozos de sedal y colocó con extremo cuidado el gancho en la caña. Empezaba a pestañear el sol cuando Gabriel llegó.

     – ¿Enérgico y agradecido, o cómo vienes? – le pregunta a Gabriel

     – ¡Rafael! ¿Qué tal? Nuevamente he despertado enjundioso, como pidiéndole nada a la mañana; vi varios rostros convulsos, de todos modos, me atreví a hacerles una reverencia. Traje pan, mermelada de fresa y cajeta. La hervidora no funciona desde la noche, sólo tendremos agua simple. Espero que la disfrutes. ¿Te sientes mejor?

     – Claro, mi esposa licuó algo con epazote y piña, así que estoy purgado. En el lindero del lago estaba acostado el viejo, ahí estacioné el Jeep; llevémosle algo fresco al regresar. Las bolsas están lavadas, todo apunta hacia la fosa, y hacia la travesía que espera ansiosa que zarpemos…

 Suben los dos al bote y empiezan a remar.

     – Rafa ¿Qué te está diciendo la mañana? -en voz alta y con entusiasmo-.

     – Me dice mucho -contesta sonriendo-, que sienta todas las caricias del viento, y que poco nos falta para que atraigamos a los del club de pesca -ríe moviéndose con placer, y sus ojos brillando-.

 Remaron toda la mañana hasta llegar a la fosa, para Gabriel y Rafael era una réplica del paraíso, siempre pescaban; sentían apacibles sensaciones mientras la navegación, la paciencia misma de esperar al pez les relajaba, se forzaba la sonrisa cuando achicaban los ojos por los rayos del sol. Al atardecer, ya estaban en el muelle con la red satisfecha: atunes, serviolas, pargos, cangrejos, camarones, peces azulejos, sábalo, trucha, bacalao, cazón. Entre los dos la arrastraron hasta llegar a la camioneta, merendaron con el viejo, y separaron la pesca para meter de todas las especies en cada caja de madera. Después manejaron la ruta, haciendo parada en cada paupérrimo municipio del estado, y pusieron a disposición la caja de madera en la plaza central con algún tipo de alcalde encargado de repartir. Se presentaron con antifaz y la acción la terminaban en pocos movimientos, por locación frenaban uno o dos minutos; después, iban a la siguiente.

Pasadas las nueve llegaron al club de pesca de la ciudad, donde los empresarios descansaban después de la oficina; dejaron el Jeep en la terracería, se dieron un baño de agua caliente, y se dirigieron al estacionamiento para regresar a casa en sus respectivos coches. Al volver, afinaron la actitud, no estaba limpia del todo, por eso le daban otra pasada; para proteger el embrollo charlaban acerca de los nuevos negocios con los accionistas del club, o preguntaban si las cajas habían llegado para seguir distribuyendo los medicamentos. Esta rutina la compartieron los hermanos Galaf a lo largo de veintinueve años, hasta que la vejez los alcanzó. Querían regresar la dádiva desinteresada de su padre, la única manera de honrarlo sería trabajando por la vida de otro; la herencia era holgada, había espacio y tiempo para engañar a la ciudad, sin descuidar a la familia.

Cuando se abrazaban para despedirse se decían: Y recuerda, que la izquierda nunca se entere de lo que la derecha dio… ni yo mismo me percaté. A eso se dedicaron…

Por Gustavo Llorente

Copyright © Todos los Derechos Reservados

Foto: Amaya Martínez (@amayamartinezphotography)

2 comentarios en “TÁNDEM DE PESCADORES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s